CEGA comienza proyecto geotérmico junto a comunidad de Liquiñe

jueves, 18 de enero

(CEGA, 18 de enero de 2018) Con fondos del Gobierno regional de Los Ríos, el CEGA comenzó durante enero la puesta en marcha del proyecto: “Aplicación del uso directo de la geotermia en la Región de los Ríos: una innovación tecnológica para el sector productivo”, en el cual se realizará estudios geológicos, geofísicos y geoquímicos para posteriormente trabajar con la comunidad en la construcción de un piloto de uso directo de la geotermia con fines productivos.

Durante 18 meses un equipo del CEGA trabajará para determinar cómo utilizar de manera directa los recursos geotermales que hay en la zona. ”Nuestro centro fue seleccionado por la experiencia en el desarrollo de geotermia de uso directo en Aysén, y a la fecha ya se han realizado las primeras campañas de terreno”, comentó Diego Morata director del CEGA y coordinador de esta propuesta.

“Desde el punto de vista geotérmico, este proyecto constituye un gran reto, porque los posibles reservorios que se presentan el lugar estarían en rocas de granito fracturadas, esto son reservorios diferentes a los sistemas más tradicionales en donde el reservorio es una roca volcánica clástica o sedimentaria”. El director del CEGA agregó que el proyecto además de una relevancia social, tiene una relevancia científica, ya que abre una veta de investigación hasta ahora inexplorada en Chile, como es el transporte de fluidos en medios fracturado.

Respecto al trabajo con la comunidad local Morata señaló: “En un comienzo estudiaremos la composición del tejido socioeconómico que conforma la comunidad de Liquiñe. Luego se levantarán las necesidades energéticas de la comunidad y en base a dicha información -junto a los estudios geofísicos y geológicos- se construirá un piloto de uso directo de geotermia, en beneficio de la comunidad. Por lo que el proyecto cubre variables y desafíos geológicos, sociales e ingenieriles”.

En relación con las características de la zona de trabajo, Diego Morata comentó que es un pueblo fronterizo con problemas de aislamiento geográfico, ya que dependen de la municipalidad de Panguipulli, que está a unas 3 horas. “Hemos visto que hay dificultades con el suministro de frutas y verduras por el clima extremo de la zona, lo cual se suma al uso de la leña como principal fuente de calefacción, con sus problemas de contaminación asociados”, señaló Diego Morata.

Geotermia en Liquiñe

Para el académico del departamento de Geología de la Universidad de Chile “Trabajar en esta zona tiene hasta un punto de vista romántico desde la geología, porque es el lugar donde se definió uno de los sistemas de falla más importantes: Liquiñe-Ofqui (SFLO)  y donde se encuentra uno de los grandes sistemas geotermales del país”.

Las manifestaciones geotermales en la zona en que se ejecutará el proyecto son numerosas: Trafipán, Armada, Manquecura, Rayén-Co, Liquiñe, Punulaf, Hipólito Muñoz, Carranco, con temperaturas en superficie que van desde los 37ºC.

“Liquiñe, sin lugar a dudas, es una gran anomalía geotermal y el origen de estas manifestaciones termales no es del todo conocido. Si bien la relativa proximidad con el volcán Mocho-Choshuenco (que se encuentra a 28 km) puede tener influencia, pero no es el volcán la fuente principal de calor” comento el profesor Morata.

“Los diferentes métodos geofísicos nos van a permitir saber si es que hay reservorio en profundidad. Ahora bien, las dimensiones de ese posible reservorio no son tan fáciles de definir. Incluso luego de determinar la existencia de fluidos, hay que ver si éstos fluyen o no de acuerdo a la permeabilidad”, concluyó el director del CEGA.