CEGA obtiene renovación y asume nuevos desafíos para su segunda etapa

lunes, 26 de septiembre

La ejecución del plan de continuidad, que extiende las operaciones del Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes  por cinco años más, enfocará sus esfuerzos  en la investigación y  promoción de la geotermia de baja entalpía, donde se aprovecha el calor de la tierra directamente en usos que impactarían la calidad de vida de los ciudadanos y los principales sectores productivos de Chile.

Tras cinco años de operaciones (2010-2015), el Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes de  la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas recibió la aprobación del Programa Fondap de Conicyt para continuar por un nuevo ciclo (2015-2020). Durante el proceso de evaluación, el panel de evaluadores internacionales (ver recuadro) destacó la gran labor del Centro en términos de la calidad de su investigación, la formación de capital humano avanzado -que suman más de 150 alumnos de pre y postgrado durante este periodo-, la implementación de laboratorios de clase mundial únicos en Latino América, la red de colaboración con empresas locales y organismos internacionales,  y su programa de difusión hacia la comunidad. La directora (s) del Fondap, María Eugenia Camelio, señaló respecto a la aprobación del plan de continuidad: “El Cega se ha mostrado como un centro de desarrollo de investigación exitoso, al lograr reunir la geología y la geociencia en la investigación de la geotermia, disciplina con una potencialidad científica y económica a desarrollar en nuestro país. Es muy importante además la implementación de un laboratorio con un equipamiento de primer nivel, que los pone en un muy buen pie para continuar con este trabajo de investigación y de impulsar una estrategia de proyección al medio externo de sus actividades de nivel internacional. Uno de los desafíos que se les avecinan es alcanzar una mayor visibilidad internacional”. Sobre el desarrollo de estos primeros cinco años, Diego Morata, Director del Cega y académico del Departamento de Geología señala: “Hemos conseguido generar un grupo multidisciplinario de investigadores de excelencia, realizando investigación en diferentes aspectos relacionados con los sistemas geotermales andinos. Además, el haber podido instalar equipamiento analítico de primer nivel en nuestros laboratorios nos ha situado como un centro de referencia para la investigación en geotermia a nivel mundial. Sin lugar a dudas fueron cinco años de trabajo duro e intenso pero los frutos empiezan a verse ahora. Hoy en día podemos decir que somos un centro de referencia a nivel nacional e internacional en la investigación y formación de recursos humanos en geotermia. Hemos avanzado mucho y rápido, pero aún tenemos un gran desafío por delante, y esperamos poder contribuir al desarrollo de la geotermia en Chile, y resto de los países andinos, en los próximos años”.

Para su segunda etapa de operaciones, la estrategia y objetivos científicos del CEGA se adecuarán al complejo escenario nacional del desarrollo de la geotermia, que ha tomado casi un siglo en despegar en Chile y que aún presenta barreras para su implementación.